Seis Diez 10 alimentos que no debes comer si estas estresado empeoran remedios orgánicos

10 alimentos que no se llevan con tu estrés

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional, originado no solo por las presiones y el exceso de trabajo, la alimentación también influye aumentando o disminuyéndolo, de hecho, una mala alimentación puede empeorar el estrés, en especial algunos alimentos en concreto.

Entonces si comes mal y a eso le sumas nervios y presiones diarios, el estrés aumentará sus niveles ya que nuestro cuerpo debe realizar un proceso o trabajo extra para procesar ciertos ingredientes, recuerda que los alimentos que consumimos a diario pueden determinar nuestro peso, enfermedades, energía y salud.


1. El café no siempre es tu mejor aliado

Ya que es una bebida estimulante y por ello puede elevar tu estrés, especialmente si se mezcla con mucho azúcar, lo mismo que las bebidas energéticas. Limítalo como máximo a dos tazas al día, máximo tres.

2. Intenta dejar el pan dulce

El pan dulce contiene azúcar, harinas refinadas, grasas y más sal de la que crees, junto con el café son muy malos compañeros de viaje si tienes estrés ya que como hemos visto, lo único que propiciarían es aumentar tu nerviosismo y tu ansiedad por comer.

3. Dulces tentaciones

Lo mismo pasa con los dulces, hasta en su nombre lo indica, contienen mucha azúcar y esto no te conviene porque aumenta el nivel de azúcar en sangre de golpe y cuando este baja, es probable que te sientas cansada, irritable y buscas más y más azúcar. Si el ciclo continúa, las glándulas adrenales se resienten y se puede producir un estado de ansiedad constante conocido como sugar blues o depresión del azúcar.

4. Caramelos light

Los dulces light no contienen azúcar pero sí edulcorantes como el aspartame, que pueden afectar a tus nervios y más aún si abusas del consumo de estos productos, ya que se cree que podría estimular en exceso las glándulas suprarrenales y provocar estrés.

5. Quesito para el ratito

El queso es uno de los alimentos que contiene más sal y la sal hace aumentar tu ansiedad, porque contiene sodio que, consumido en exceso, disminuye las reservas de potasio, un mineral muy importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

6. Los controversiales embutidos

Las personas que se estresan con facilidad pueden tener problemas digestivos, así que por mucho que te gusten el chorizo y los pimientos picantes o los muy tradicionales tacos, evítalos. La comida picante puede afectarte si sufres acidez o gastritis, digestiones difíciles debido al estrés o siempre te sientes hinchada, evita la comida picante.

7. Comida fast-food

El problema no es la hamburguesa en sí, ya que puedes prepararla en casa con una carne magra y poca sal, zanahoria e ingredientes más saludables. Lo malo es acompañarla de queso, tocino y alimentos muy procesados. Las grasas saturadas de la comida rápida alteran la producción de serotonina, la hormona del bienestar y repercute negativamente en tus nervios.

8. Papitas fritas

Las papas fritas de bolsa pueden estar hechas con grasas saturadas, un tipo de grasa que influye en la secreción de serotonina, la hormona de la felicidad, por eso es que dicen que no te comes solo una, además, es un alimento muy salado, lo que también afecta al sistema nervioso.

9. Cacahuates adictivos

No podemos negar que en cualquiera que sea la presentación de los cacahuates, fritos con miel, salados con chile y limón o solitos, satisfacen como pocos alimentos a nuestro paladar, de manera que nunca te cansas de comerlos, el problema es que son muy grasos y salados, una combinación que generalmente estresa y eso que el cacahuete al natural es un aliado antiestrés por sus niveles de triptófano, así que cuando los comas, trata de hacerlo moderadamente y lo menos procesados posible.

10. El vino de la felicidad

El vino es antioxidante y el alcohol tiene una acción depresora del sistema nervioso que podríamos creer que combate el estrés, pero toma solo una copa ya que si te excedes provoca más fatiga, cambios de humor, dependencia y en algunos casos resaca. Por no hablar de las calorías escondidas del alcohol, es mejor tomar vino que licores ya que tiene menos graduación alcohólica y por lo tanto, menor efecto sobre tus nervios.

No olvides mantenerte siempre bien hidratado, te invitamos a conocer nuestras diferentes presentaciones para que te sea más facil llevar tu agua.