4 cuatro rutinas para cuidar tu piel

4 cuatro rutinas para cuidar tu piel

Muchas veces no tenemos tiempo, ni un presupuesto definido para los cuidados de nuestra piel y por lo mismo lo relacionamos como algo complicado, caro y lleno de rutinas laboriosas a las que hay que dedicar mucho tiempo cada día. Sin embargo, la mayoría de los especialistas coinciden en señalar que muchos de los factores que influyen en que la piel presente un aspecto saludable tienen más relación con rutinas sencillas.

"Todos queremos una piel bonita y sana, estas 4 rutinas te ayudarán a mantenerla radiante Limpieza, hidratación, nutrición y descanso"

• Limpieza •

No hay crema ni tratamiento dermatológico que pueda funcionarnos si suspendemos la limpieza de nuestro cutis. Desde la más tierna infancia debemos acostumbrarnos a limpiar nuestra piel por la mañana y por la noche.

La limpieza matutina sirve para retirar el exceso de sebo que segregamos durante el sueño y preparar la piel para los productos que vayamos a aplicar después.

Por su parte, la limpieza nocturna es fundamental para retirar el maquillaje y la suciedad que haya podido acumularse en la piel durante todo el día. Además, también facilita la actuación de los tratamientos que vayamos a aplicar posteriormente.

En el mercado encontrarás una amplia gama de productos limpiadores para cada tipo de piel y formulaciones en crema, loción, líquido, aceite, bruma, espuma,etc. El asesoramiento profesional facilita la elección de uno u otro en función de las necesidades específicas de cada usuario.

Para la rutina diaria lo mejor es elegir por productos hipoalergénicos sin detergentes que limpien la piel con suavidad, dejando los más agresivos (peelings, mascarillas) para llevar a cabo una limpieza más profunda una o dos veces a la semana.

• Hidratación •

La deshidratación de la dermis repercute en su descamación, tirantez, irritación, aparición de arrugas, por ello, hidratar la piel es un punto fundamental para tener una piel saludable y con buen aspecto. La hidratación debe llevarse a cabo después de la rutina de limpieza, mañana y noche.

Es conveniente escoger un producto adaptado no tanto a la edad como a las necesidades específicas de cada quien y contar con asesoramiento profesional para elegir dentro del amplio abanico disponible en el mercado.

Por regla general, es conveniente adquirir hidratantes hipoalergénicas sin perfume. Las fórmulas oil-free (sin aceites) son más adecuadas para pieles grasas o con tendencia acneica, mientras que las presentaciones más densas van mejor para las pieles más secas. A medida que las necesidades de la piel van cambiando, también debe hacerlo la elección de la hidratante, que irá incorporando ingredientes antioxidantes o antiarrugas.

• Protección •

La radiación ultravioleta es una causa fundamental de fotoenvejecimiento cutáneo, caracterizado por la aparición prematura de arrugas, pérdida de firmeza y manchas que dan a la piel un aspecto apagado y poco lozano. Es necesario protegerse la piel de agresiones externas como el frío, el viento, el calor, sobre todo del sol

Si bien los rayos solares tienen una función muy positiva en el estado de ánimo, la absorción de vitamina D y la salud ósea, lo cierto es que pasarse con los baños de sol tiene repercusiones muy negativas para la piel. Además de las arrugas y el envejecimiento, hay que tener en cuenta que la radiación ultravioleta está relacionada de manera directa con el riesgo de sufrir cáncer de piel.

• Hábitos de vida •

Dejar de fumar y llevar una dieta saludable tiene beneficios muy notables para la salud de la piel. Junto con la radiación ultravioleta, el tabaco es uno de los mayores enemigos de la piel, ya que produce radicales libres, disminuye los niveles de vitamina A y produce cambios en la cantidad y calidad del colágeno, elastina y fibroblastos responsables de que la piel presente arrugas marcadas, aspecto macilento y rojeces anómalas propias de lo que los especialistas denominan ‘cara del fumador’.

Por su parte, una dieta mediterránea rica en frutas, verduras, carnes magras, pescados, frutos secos, huevos, etc, aporta la cantidad adecuada de antioxidantes y proteínas de calidad necesarios para que la piel luzca sana y radiante.

No olvides mantenerte siempre bien hidratado, te invitamos a conocer nuestras diferentes presentaciones para que te sea más facil llevar tu agua.