hábitos y alimentos que puedes consumir para fortalecer tu sistema inmune

Dime qué antojo tienes y te diré lo que tu cuerpo necesita

¿Sabías que cuando tienes antojo de algún sabor o algún alimento en particular es un mensaje que tu cuerpo te está enviando?

Un antojo es un deseo impulsivo por comer algo específico, como puede ser: unas papas fritas, pan dulce, chocolate, algún platillo picoso, algo salado etc. Regularmente esos antojos no son por los alimentos más saludables, sin embargo nos pueden indicar alguna deficiencia que nuestro organismo presenta.

Se dice que los sabores son un tipo de lenguaje que la naturaleza le dio a los alimentos para poder comunicarse con nuestro cuerpo, por lo que nosotros debemos aprender a traducir el mensaje que nos manda nuestro organismo con los antojos que se nos presentan a diario. Si bien es cierto que muchos caprichos por comer algo se deben al bombardeo de la publicidad que vemos a diario, hay casos en los que no es así y es bueno identificar la causa antes de caer en la tentación. Nuestro cuerpo es sabio y existen motivos por los que pide ciertas cosas, debemos aprender a interpretarlo para conocer el significado de cada antojo y qué comer para ayudar a nuestro organismo.


Toma agua

Lo primero que se recomienda hacer cuando un antojo intenso se nos presenta es beber un vaso agua, esto nos ayuda a identificar si el antojo es por una necesidad nutrimental o por deshidratación, si después de tomar agua el antojo continúa entonces seguimos con las siguientes opciones.


Asegurate que no es hormonal

A veces pasamos por alteraciones hormonales que provocan que nuestro cuerpo nos pida consumir cierto tipo de comidas, un ejemplo es lo que ocurre con muchas mujeres embarazadas y los antojos intensos que pueden presentar.


Por falta de nutrientes

Esta es la causa en la que pondremos mayor atención. La falta de nutrientes en nuestro organismo se puede manifestar, entre otras cosas, por los antojos que tenemos a diario, lo ideal es detectar la necesidad que expone nuestro cuerpo y tratarla sabiamente a través de nuestra alimentación. Te presentamos los ejemplos más comunes:


Antojo de Chocolate

Quizás es el capricho más frecuente que se nos puede presentar, un poco porque el chocolate es uno de los alimentos que aman la mayoría de las personas, y en otras ocasiones por una necesidad de nutrientes específicos. En el caso del chocolate, se puede deber a la falta de triptófanos, cromo, complejo B, serotonina y deficiencia de magnesio, un mineral que ayuda a los huesos, brinda energía y mejora la circulación, ayuda a disminuir calambres, depresión, insomnio y debilidad. Si tienes antojo de chocolate puedes optar por comer nueces, semillas de girasol, frijol, plátano, etc.


Antojo de algo dulce

Tener antojo de algo dulce refleja falta de magnesio, cromo, agua y triptófanos, que es un aminoácido que ayuda a la producción de serotonina. El antojo de dulces se presenta cuando enfrentamos largos periodos de ayuno, lo cual provoca una mayor producción de grelina (también conocida como hormona del hambre) lo que nos conduce a buscar alimentos con mayor densidad energética, lo recomendable es, primero que nada hacer más de tres comidas diarias para evitar este tipo de antojos, si ya tienes el antojo, busca cualquier tipo de fruta ya que tienen la cantidad de azúcar que necesita tu organismo para recuperar energías.


Antojo de pan

Cuando lo que tienes es antojo por comer pan (sea blanco o dulce), probablemente lo que necesita tu cuerpo son aminoácidos y nitrógeno, el componente de todos los aminoácidos utilizados para sintetizar proteínas, necesarias para el crecimiento normal, la reparación de tejidos y regeneración celular. Lo que debes comer en su lugar son: frutos secos(nueces, almendras, cacahuates naturales, etc.), pescado, huevo o quinoa.


Antojo de algo salado

El antojo de algo salado se puede deber a dos situaciones, la primera es porque estás acostumbrado a consumir con demasiada sal y al bajar su nivel de consumo tu cuerpo te lo reclama; si éste no es tu caso entonces es porque tu organismo está manifestando una falta de minerales, electrolitos, fibra y agua. Lo recomendable es consumir cualquier tipo de verdura.


Antojo de cosas fritas

Si la comida frita es la que más se te antoja quiere decir que tu cuerpo está pidiendo grasas, pero no cualquier tipo de grasa, necesitas consumir grasas saludables, las cuales puedes encontrar en el aguacate, nueces y semillas.


Antojo de algo picante

El antojo por algo picante se puede deber a que buscas una elevación rápida y fuerte de energía, a través de la estimulación de la circulación.


Antojo de algo ácido o agrio

Si tienes antojo de algo agrio es porque tu cuerpo busca descomponer grasa, tal vez has comido grasa de más y tu organismo busca solucionar el malestar con alimentos cítricos.


¿Qué te ha pedido tu cuerpo últimamente? Escúchalo y atiendelo


“EL bienestar y la salud son un deber, de otra manera no podríamos mantener nuestra mente fuerte y clara” Buda

Esperamos que estos consejos saludables te sean de utilidad, te invitamos a conocer nuestras diferentes presentaciones para que te sea más facil llevar tu agua.

Whatsapp

Haz tu pedido

Whatsapp

Haz tu pedido