síndrome de la cabaña o miedo a salir de casa, cuarentena, confinamiento por coronavirus

Síndrome de la cabaña: Miedo a salir de casa

Nuestro estilo de vida cambió radical y abruptamente de un día para otro, pocos imaginaron que el confinamiento y aislamiento social fuera a durar más de algunas semanas, por mucho, tal vez un mes o mes y medio, sin embargo, en muchas partes de México llevamos poco más de 80 días de encierro voluntario para evitar la propagación del virus.

Ahora permanecemos la mayor parte del tiempo en nuestras casas y nuestras ansias por salir han tenido que disminuir. El aislamiento y confinamiento se han convertido en la rutina normal para una gran parte de las personas. El famoso “quédate en casa”, para quienes tienen la posibilidad, ha requerido una rápida adaptación de nuestras actividades diarias, como trabajar desde casa, tomar clases en línea, hacer nuestras compras sin salir de casa, entre otras cosas.

La nueva normalidad y el síndrome de la cabaña

Este inesperado cambio de rutina ha puesto a prueba nuestra capacidad para enfrentar situaciones difíciles tanto en el aspecto económico como en el emocional y aunque la mayoría de nosotros anhelamos el día de poder volver a nuestras actividades normales, para muchos, consciente o inconscientemente, la calle se ha convertido en un lugar hostil y amenazante, con un constante riesgo de exponernos al tan temido virus.

El tan esperado regreso a la “nueva normalidad” puede resultar poco agradable para aquellas personas que no han salido de su hogar durante todas estas semanas y que el estar entre las cuatro paredes las hace sentir bien, sus casas se han convertido en un refugio, un sitio que les transmite una sensación reconfortante de seguridad y, después de casi tres meses, se acostumbraron y adaptaron su vida al nuevo contexto global, por lo que podrían experimentar ansiedad, miedo e incluso pánico al verse en la necesidad de salir a las calles.

Este miedo, que puede presentarse en un porcentaje significativo de la población ahora que ha iniciado la reactivación gradual de las actividades en muchas ciudades, puede deberse a un curioso síndrome, llamado síndrome de la cabaña.

Origen:
Su origen se puede deber a las experiencias de algunos cazadores en Estados Unidos, ellos se refugiaban en cabañas forestales cuando se enfrentaban a tormentas o había peligro por animales salvajes, etc. Pero cuando el peligro ya había pasado, simplemente tenían miedo de salir.

¿Cómo se manifiesta?

El Síndrome de la cabaña se refiere a un estado mental y emocional que algunas personas experimentan después de haber permanecido durante mucho tiempo en encierro o confinamiento forzado, al enfrentar dificultades para regresar a su “situación normal” previa al inicio del confinamiento.

Y es que con el fin de la “Jornada de la Sana Distancia” y el inicio de la “Nueva Normalidad”, hay muchas personas que aunque hoy en día hay menos restricciones para salir, sienten miedo o angustia de hacerlo. Esta angustia tiene un principal origen que es real, aún no existe vacuna o tratamiento contra el covid-19, por lo que al salir de casa no sabemos si la persona que está cerca de nosotros es portador del virus o si sostengo o toco algún objeto que ha estado en contacto con el virus. Esta paranoia se puede hacer presente incluso cuando mantenemos una distancia social segura y portemos cubrebocas o caretas.

¿A quiénes puede afectar?

Si pensamos en quiénes podrían desarrollar este síndrome, se considera que puede afectar a personas que previo a la pandemia, presentaban una marcada preocupación por su salud y que regularmente padecían de hipocondría; a personas que padecen algún tipo de fobia social, crisis de pánico, o agorafobia (miedo a estar en espacios abiertos); así como a un gran porcentaje de adultos mayores que viven con la angustia por la posibilidad de contagiarse.

Para el caso de niños o adultos que enfrentan algún tipo de trastorno de integración sensorial, el regreso a una normalidad llena de estímulos, ruido y velocidad, puede producir una reacción negativa a volver a las actividades cotidianas fuera de casa, regreso a la escuela o lugar de trabajo.

Considerando lo anterior, para muchas otras personas independientemente del riesgo por el virus, la cuarentena ha sido una solución efectiva a la necesidad personal de refugio. Para aquellas personas, el confinamiento les dio la oportunidad de poner en pausa los desafíos sociales, laborales y profesionales, dándoles una especie de “tiempo fuera” prolongado, en el que pueden vivir a su propio ritmo y terminó por ser un remedio para quienes sufren de ansiedad social, laboral o que sienten un constante desafío al enfrentar el mundo adulto.

Consejos para superarlo

Para afrontar el miedo a salir de casa después del confinamiento, los especialistas recomiendan que cada persona vaya a su propio ritmo, retomando el estilo de vida de forma lenta y gradual, dando pasos sin sentirse presionado y siempre tomando las medidas de prevención correspondientes. Los principales puntos son los siguientes:

| Salir de forma gradual:
Lo mejor es fijar objetivos para salir paulatinamente, llevando elementos que te mantengan seguro, como el alcohol, gel, mascarilla o cubre bocas; y conforme el riesgo sea más controlado. Por ejemplo: salir cerca de casa, salir a sacar la basura, visitar a personas cercanas.

| Mantener las relaciones interpersonales:
Estar en contacto con tus amigos y familiares por llamada o videollamada te ayudará a calmar la ansiedad y sentirte reconfortado.

| Comparte cómo te sientes:
Hablar de tus sentimientos con tus seres queridos te puedes dar cuenta de que también los demás sienten emociones similares. Las sensaciones que experimentas son algo normal, saber esto te ayudará a aceptar tu miedo. Si notas que tienes ataques de pánico o ansiedad fuertes constantemente, lo más recomendable es buscar ayuda profesional.

| Mantén hábitos saludables:
Mantener tu actividad física, cuidar tu alimentación y buscar actividades que te levanten el ánimo, mantendrá tu vibración alta y por lo tanto tu organismo se fortalecerá.

| Establece horarios para noticias:
Si quieres mantenerte al tanto de la situación está bien, pero lo mejor es respetar un horario para leer o ver noticias acerca del coronavirus. Es importante estar actualizado pero no sobresaturar la mente de información negativa.

A pesar de que aún no se han realizado estudios psicológicos concluyentes que confirmen estas condiciones en países o poblaciones post-pandemia, el síndrome de la cabaña puede ser un fenómeno que merece ser observado.

Finalmente, no debemos considerar al miedo como un enemigo a vencer, ya que es una forma de protección, lo mejor es aceptar esta emoción y tomar las medidas necesarias para continuar nuestras actividades aún con los miedos presentes. Si sientes temor o pánico al salir y es necesario que lo hagas, respira profundo y tan sólo sigue las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias.



Si quieres recibir diariamente consejos saludables y para tu bienestar, dale like y sigue nuestra página en Facebook.



La Purificadora de Agua Bela cuenta con altos estándares de calidad y cada gota pasa por un riguroso proceso para asegurarnos de que disfrutes de la mejor calidad de agua. Nos encontramos en Tecamachalco, Puebla, llegamos a Tepeaca y San Salvador Huixcolotla.


Esperamos que estos consejos saludables te sean de utilidad, te invitamos a conocer nuestras diferentes presentaciones para que te sea más facil llevar tu agua.

Whatsapp

Haz tu pedido

Whatsapp

Haz tu pedido