Consejos para ahorrar energía al cocinar

Consejos para ahorrar energía al cocinar

La recta final del 2019 esta a la vuelta de la esquina, ya inicia la temporada de encuentros, intercambios y reuniones de fin de año. Uno de los preparativos que más se esperan son las deliciosas comidas y postres que se cocinan para las celebraciones, es por eso que, pensando en tu economía, te dejamos 11 consejos para ahorrar energía a la hora de cocinar.

1. Usa tapaderas

Siempre que puedas tapar una olla cuando está en la hornilla, házlo, por ejemplo: si vamos a hervir agua para los fideos la misma se va a calentar mucho más rápido si la olla está tapada, el calor no se disipa y se mantiene siempre dentro de la olla por lo que ahorraremos energía y el agua hervirá mucho más rápido. Una vez que está hirviendo podemos destaparla y meter las pastas. Lo mismo sucede si estamos calentando algo en una olla o cocinando algún guisado, tapándola concentramos el calor y ahorramos tiempo y energía.

2. Hierve el agua sin sal

Cuando necesitamos hervir algo en agua salada lo que debemos hacer es esperar a que esté hirviendo para añadir la sal ya que el agua sin sal hierve a menos temperatura que el agua con sal, de esta forma también ahorramos tiempo y energía. Recuerda que si añadimos la sal al principio vamos a tener que esperar más para que el agua llegue al hervor.

3. Usa la hornilla correcta.

Hay que utilizar la hornilla adecuada al tamaño de la olla que vamos calentar, si tenemos un jarrito muy pequeño en una hornilla grande el calor se disipa y se desperdicia, no se va a calentar más por tener fuego a sus costados. Lo importante es que el fuego pegue abajo de nuestro recipiente, por lo tanto, debemos utilizar hornillas grandes para ollas grandes y hornillas pequeñas para ollas o sartenes pequeños. Lo mismo sucede con el tamaño de olla: debe ser adecuado según la cantidad de comida que vamos a preparar.

4. Gratina en el grill eléctrico

Es muy difícil gratinar comida con el horno a gas ya que el calor es envolvente y muchas veces por más que dejemos la fuente allí no llega a gratinarse, con el grill no necesitamos el gas, por lo tanto, una vez que la comida esté cocida y solo necesitamos gratinar o dorar por arriba podemos apagar el gas y prender el grill. ¡El grill eléctrico consume mucho menos energía ya que no necesita gas y se calienta muy muy rápido!

5. Divide y vencerás.

Cuando sea posible debemos cortar los ingredientes en trozos para que se hagan más rápido, un ejemplo concreto: si vamos a preparar un puré de calabaza al horno y metemos la calabaza entera, ésta tardará un montón en cocinarse. Como al fin y al cabo vamos a preparar puré, es exactamente lo mismo para nosotros que metamos la calabaza cortada en trozos. ¡Esta es una forma muy concreta de ahorrar energía en la cocina, y aplicable a miles de recetas!

6. Descongelar antes de cocinar

Se recomienda que antes de meter tus alimentos al horno o en una olla los dejemos descongelar, además de ser más sano, esto hará que tarde menos en cocinarse que si lo metemos directamente congelado, por lo tanto, utilizaremos menos energía.

7. Precalienta el horno.

Es recomendable que, antes de poner lo que quieras cocinar en el horno, precalentar el mismo durante 10 o 15 minutos a temperatura máxima, esto hará que el horno se caliente mucho más rápido que si tenemos la comida fría en su interior. Una vez que el horno tome temperatura podemos mover la perilla del máximo y colocarla a la temperatura que consideremos adecuada, y allí recién incorporar nuestra fuente para cocinar.

8. Hornea varias cosas a la vez.

Hazlo siempre y cuando te sea posible, la única regla para esto es que separemos las preparaciones dulces de las saladas. Por ejemplo, si tenemos que hacer un pastel de papas y una pizza, podemos hornear cada uno en una bandeja diferente en el horno. ¡De esta forma aprovechamos el calor y ahorramos energía mientras lo preparamos!

9. Aprovecha el calor residual

Si realmente queremos ahorrar energía mientras cocinamos éste es un consejo muy importante, ¿cómo aprovecharlo? Supongamos que tenemos en el horno una comida que debemos retirar a las 14hs. Podemos apagar el horno a las 13:50hs y durante esos 10 minutos seguirá cocinando con el calor residual. Es importante para aprovechar al máximo ese calor que no abramos la puerta del horno hasta que realmente esté lista la comida.

10. No abuses del horno.

Recuerda no prender el horno si no es muy necesario que la cocción sea al horno, optar por cocinar alimentos que también pueden prepararse en la hornilla de la estufa y no en el horno hará que utilices mucho menos fuego y por lo tanto optimicemos la energía correctamente.

11. Usa papel aluminio.

Para estas temporadas el papel aluminio será el mejor de tus invitados, tapa con papel aluminio y utiliza charolas de aluminio para cocinar tus alimentos antes de ponerlos en el horno, esto además de ahorrar energía hace que algunas recetas salgan mucho más ricas, por ejemplo, las carnes. ¡Pruébalo, seguro te va a encantar!

Esperamos que estos consejos saludables te sean de utilidad, te invitamos a conocer nuestras diferentes presentaciones para que te sea más facil llevar tu agua.